• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Sepa cómo diferenciar un sincicial de una influenza en semanas peak

Deborah Moreno Gálvez

Las complicaciones respiratorias, sobre todo en niños menores de un año, son fundamentales para saber cuándo se está frente a qué virus.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, decretó alerta sanitaria ayer en la Región Metropolitana tras un aumento del 18% de los casos de virus sincicial en niños en la última semana.

Sobre la cantidad de contagios, la subsecretaria de salud Pública, Paula Daza, dijo que espera que durante las vacaciones de invierno bajen, aunque se podría revertir con la vuelta a clases. "Probablemente el peak se va a producir en las próximas dos o tres semanas", afirmó.

Como el país está en plena campaña de influenza, la Infectóloga de la Red de Salud UC Christus, Katia Abarca, explicó a hoyxhoy cómo diferenciar uno de otro virus, lo que sin duda puede resultar complejo pues es necesario una muestra de laboratorio, ya que comparten algunos síntomas.

Entre sus diferencias cuenta que la influenza suele afectar a una mayor cantidad de adultos y se manifiesta con malestar corporal y fiebre. En cambio el virus sincicial se desarrolla más grave en niños pequeños, siendo la dificultad para respirar la más representativa.

"Si se trata de un bebé menor de un año y sobre todo menor de 6 meses con un cuadro respiratorio en esta época, lo más probable es que sea virus sincicial", precisó Abarca.

Según la enfermera y académica de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, Javiera Vargas, los síntomas de este virus son: congestión nasal, tos húmeda, irritabilidad, rechazo alimentario, decaimiento, fiebre y signos de dificultad respiratoria como la retracción costal (hundimiento de costillas), aumento de frecuencia cardiaca y respiratoria, cianosis peribucal (labios morados) y palidez, entre otras.

Vargas sugirió que para prevenir el contagio es preciso "evitar lugares con alto flujo de gente (mall, cine, etc.), no tener contacto con otras personas enfermas, lavado de mano continuo. Recordemos que este cuadro respiratorio agudo se puede manifestar de diferentes características o gravedad", concluyó.

Por su parte la infectóloga explicó que no hay una vacuna para prevenir el virus, pero sí existe un tratamiento de anticuerpos. Se inyecta mensualmente durante el invierno a los grupos de riesgo como: guaguas prematuras, prematuros que padecen de enfermedades pulmonares y los niños con cardiopatías congénitas.

Agregó que el grupo de riesgo es menor a los seis años, pero es más crítico en menores de uno. "Si las madres de guaguas de seis meses están resfriadas se recomienda el uso de mascarilla y lavado frecuente de manos", aconsejó Abarca.

El virus dura aproximadamente entre siete y diez días. En caso de existir complicaciones se puede desarrollar neumonía o bronquiolitis, causando la hospitalización. "El 1% de los niños puede requerir hospitalización debido a sus complicaciones", dijo la infectóloga.

Los adultos mayores y las personas con enfermedades inmunológicas también están en riesgo ante la exposición del virus. De este grupo quedan fuera las mujeres embarazadas. Los adultos de edad media, y que no presentan enfermedades de riesgo, de igual forma pueden contraer el virus, aunque "los síntomas son similares a un resfrío común", explicó Abarca.

Más noticias

Más de regiones