• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Movilh denunció a Hospital Sótero del Río por prácticas “tránsfóbicas" e "inhumanas"”

Según señalaron desde la agurpación, el recinto de salud les exige a las personas trans su cédula de identidad antigua y la sentencia judicial que autorizó el cambio de nombre y de sexo legal para tramitar exámenes.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció al Hospital Sótero del Río por exigirle a las personas trans que ya cambiaron legalmente de nombre y de sexo que den a conocer su identidad antigua para tramitar sus exámenes.

Según señaló Diego Ríos, encargado del área de salud de la agrupación, “si la persona no da a conocer el nombre y el sexo legal asignado al nacer, el hospital indica que no puede enviar al laboratorio los exámenes que practica y calificó esta exigencia como “transfóbica” y “absurda”, puesto que los afectados ya poseen otra identidad.

Lee también: Ley de Identidad de Género: Movilh celebró aprobación, pero lamentó exclusión de personas menores de 14 años

El dirigente además expresó que “todo indica que esta práctica es extensiva en buena parte del sistema público de salud, sin embargo, era desconocida pues nadie había denunciado, hasta ahora. Lo paradojal es que ocurra en el Hospital Sótero del Río, el primero de la Región Metropolitana en contar con programa de identidad de género”. 

Ley de Identidad de Género

Ríos comentó que el jueves pasado una mujer trans que ya rectificó su partida de nacimiento y que se encuentra en proceso de transición corporal, denunció ante el Movilh que el 22 de julio el hospital le habría negado la toma de muestra de sangre para ser analizada en el laboratorio si no daba a conocer su cédula antigua y la sentencia judicial que autorizó el cambio.

“Esta situación es inhumana, no respeta la dignidad de las personas y es ilegal a la luz de la Ley Zamudio y de las propias sentencias que autorizaron el cambio de nombre y de sexo legal, además de ser contraria a la Ley de Identidad de Género”, manifestó el activista. 

El Movilh afirmó que “la Seremi Metropolitana de Salud ya nos reconoció que esta práctica existe y responsabilizó de ello al laboratorio clínico de la Universidad Católica donde se envían los exámenes. Indican que ellos son los que exigen que las personas trans den a conocer una identidad antigua”.

“Si eso fuera la verdad, significa entonces que tanto ese laboratorio como el Hospital Sótero del Río son responsables de este abuso. El primero por exigir dar a conocer la identidad antigua y el segundo por tener convenios con laboratorios que obligan a incurrir en transfobia”, precisaron desde el colectivo.

Ríos contó que hoy presentaron un recurso de protección a favor de una de las personas afectadas. “En paralelo, estamos exigimos al Ministerio de Salud que erradique y prevenga estas prácticas y que exija a los laboratorios con los cuales trabaja que se ajusten a la legalidad”,explicó.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más de regiones