• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Duro reclamo de las Pymes en medio del debate laboral: "Estamos en boca de todos y en manos de nadie"

El presidente de la Confederación Nacional de la Pequeña Industria y Artesanado de Chile (Conupia), dijo que tras estudiar los proyectos de reducción de jornada laboral, optó por el del PC que impulsa la diputada Camila Vallejo.

Roberto Rojas, presidente de la Confederación Nacional de la Pequeña Industria y Artesanado de Chile (Conupia), dijo esta mañana que su gremio estudió los proyectos de rebaja a la jornada laboral de la diputada Camila Vallejo y de La Moneda y que optó por el del PC.

“Lo primero que hay que decir es que la reducción de jornada horaria va sí o sí, ya sea por 40 horas como lo plantea este grupo transversal de parlamentarios o las 41 horas como lo plantea el gobierno, cuestión que fue refrendada por el Presidente de La República. Aquí de todas maneras habrá una jornada más acotada para los trabajadores. Es un punto que tiene que ver en que tenemos que tomar las decisiones frente a esa realidad”, dijo en entrevista con Radio Universo.

Para Rojas el desafío real es lograr unir productividad y calidad de vida, “si logramos hacer ese conjunto, vamos a avanzar indudablemente. “Hicimos una larga consulta a nivel nacional con nuestros asociados sobre la base de comparativos y nos parece que la más pertinente o la más amigable con las Pymes es la de las 40 horas (de Vallejo)”, explicó.

Frente a la pregunta de si Conupia es más o menos representativa que Conapyme, que apoya la apuesta del gobierno y llamó “populista” la iniciativa del PC, Rojas dijo que ambas son representativas con un 50% cada una de las pymes. Agregó que las dos opiniones son respetables y que es legítimo que Conapyme tenga una opinión distinta.

Eso sí, aclaró que la realidad del gremio que representa es la manufactura y que es importante oir al transporte menor y a la pequeña agricultura que según señaló, también están por favorecer la postura de la oposición.

“Necesitamos de procesos continuos que nos permitan organizar la producción y dar respuesta a nuestros requerimientos. Para nosotros es más positivo rebajar 50 minutos diarios a centralizar jornadas por 4 días con 3 de descanso”, apuntó.

“Yo escuchaba al ministro de Hacienda ayer que decía que se iban a perder 300 mil empleos. No sé cómo, si por arte de magia, se van a perder. De dónde lo sacó, cuál es la evidencia concreta. Mucho de esto tiene que ver con la parafernalia comunicacional de colocar mejor el respectivo proyecto. El primer mito que hay que echar abajo: acá no hay una evidencia concreta”, acotó.

“Acerca de los márgenes de pérdida que pueden haber, efectivamente puede haber algún margen acotado de pérdidas, pero eso creemos que se puede resarcir por la vía de la productividad. Es más fácil elevar la productividad con trabajadores contentos con más tiempo para sus familias, con jornadas más cortas, que un trabajador agotado que trabaja 13 horas diarias. En el caso de Santiago son hasta 16 horas con traslados y todo”, precisó.

Pérdidas

“Las pérdidas de capital en el caso de las pymes no van por el lado del pago a los trabajadores (…)”, aseguró Rojas sobre los problemas reales de las pymes. “La pérdida principal está por que nos pagan a 120 días, (…) por el lado de la poca capacitación, del poco acceso al crédito con tasas infinitamente superiores que las otras empresas, el acceso al mercado no es equitativo, por allí sí están las pérdidas del patrimonio de las pymes”.

Sobre las palabras de Juan Araya, vicepresidente de Conapyme, quien apoyó la iniciativa de La Moneda diciendo que el trabajador “quiere es ganar más plata”, Rojas tomó distancia: “Juanito no dijo nada nuevo pero tampoco eso es a costa de esclavizar el tiempo, de seguir generando el divorcio entre la familia y el trabajador”. “Quisiera decirle a quien ud. cita que las licencias médicas también son un lastre a la producción. Las enfermedades laborales por estrés hoy son importantes y de eso sí que hay cifras”.

“La flexibilidad que se está discutiendo no es lo más relevante para las pymes, para nosotros son las jornadas continuas”, recalcó.

En boca de todos

“Las pymes son un caballo de batalla o un paraguas para todo. Cuando se requiere levantar una ley, aunque no tenga nada que ver con las pymes, hablan de las pymes. Cuando se trata de defender su propio sector, el caso del gran empresariado, habla de las pymes. Cuando se trata de lograr acuerdos políticos como lo ha hecho la DC en temas económicos, habla de las pymes. En definitiva, somos un paraguas para todos y nadie dice que tenemos vocerías propias y que los problemas de las pymes siguen subsistiendo”, reclamó Rojas.

“Si bien es cierto que damos el 63% del empleo en Chile, también es cierto que no cosechamos más del 14% de las ventas. Entonces todos hablan de las pymes. Nosotros decimos que las Pymes están en boca de todos y en manos de nadie. Hablan, hablan, se protegen con las pymes, pero a la hora de que esto se traduzca en políticas públicas, todos miran para arriba y se hacen los sordos”.

Finalmente pidió que “que no hablen otros por quienes no deben hablar”.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones