• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Día de las regiones
Abrir en nueva ventana

CIDH expresó su "grave preocupación" por denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en Chile

El organismo hizo referencia a los hechos que han ocurrido en Chile durante las manifestaciones que se iniciaron el pasado 18 de octubre.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), publicó un comunicado durante la jornada de este viernes, donde condenó el "uso excesivo de la fuerza en el contexto de las protestas sociales en Chile". Con ello, se refirió a los desmanes en el curso de algunas manifestaciones y manifestó "su grave preocupación por el elevado número de denuncias de violaciones a los derechos humanos recibidas por los órganos del Estado desde el inicio de las manifestaciones".

En este sentido, aseguraron haber recibido información que señalaba "hechos de violencia sexual, tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes en el contexto de las detenciones. En respuesta a estos graves hechos, la CIDH decidió instalar una Sala de Situación de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI) con el objeto de monitorear y dar respuesta a la situación de derechos humanos en Chile."

Con ello, agregaron que desde el inicio de las protestas sociales el 18 de octubre, "la cifra de víctimas mortales ha ascendido a 26, de las cuales al menos 5 habrían sido por acción directa de agentes del Estado y 2 bajo custodia del Estado en comisarías de Carabineros". Y añaden que según información del Ministerio de Salud, "los servicios de urgencias médicas del país atendieron a 12.652 personas heridas en relación con las manifestaciones y el INDH constató directamente en hospitales 2.808 heridos en el contexto de las manifestaciones".

Asimismo, hacen referencia al Colegio Médico y a la cifra de personas con traumas oculares como consecuencia del impacto de perdigones o bombas lacrimógenas de Carabineros, sumado a las 20 mil 20.645 detenciones.

"La CIDH insta a las autoridades de Chile a investigar con debida diligencia los referidos hechos de violencia, identificar y sancionar a los responsables e informar los resultados debidamente a la ciudadanía", añaden, refiriéndose a las denuncias por violaciones a los derechos humanos.

Y en este sentido, agregan su "grave preocupación por el elevado número de denuncias de graves violaciones a los derechos humanos registrados por distintos organismos internacionales así como por los propios órganos del Estado. Asimismo, expresa su preocupación por las características de dichas vulneraciones, que apuntarían hacia la existencia de conductas repetitivas de violencia en contra de manifestantes en el contexto de las recientes protestas sociales".

POBLACIÓN LO HERMIDA

Por otro lado la CIDH, también abordó la información que han recibido sobre la población de Lo Hermida, en Peñalolén, "561 participantes de protestas alegan haber sido reprimidos con violencia por los Carabineros, entre ellos una mujer embarazada. Han denunciado allanamiento y destrucción de 12 casas; atropello a un hombre y un adolescente por sus motocicletas; además utilización de manera indiscriminada bombas de gas lacrimógeno a hogares, puntos de atención de primeros auxilios e inmediaciones de una escuela y guardería".

En esta línea aseguran haber sido informados de "detenciones ilegales, obstrucción a la justicia, además de golpizas a personas detenidas al interior de la comisaría de Carabineros ubicada en Lo Hermida. La CIDH advierte que la Fiscalía Nacional formalizará a dos carabineros por presuntos delitos de apremios ilegítimos en Lo Hermida".

INFRAESTRUCTURA CRÍTICA

En cuanto a la contingencia nacional, el organismo confirmó haber notado la declaración hecha por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, el 24 de noviembre por la presentación de un proyecto de ley para que las Fuerzas Armadas tengan mandato de controlar infraestructura pública sin tener que decretar el estado de emergencia.

"En este contexto, la CIDH recuerda que de conformidad con los estándares interamericanos, el mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana deben estar primordialmente reservados a los cuerpos policiales civiles. Sin embargo, cuando se tiene la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad, ésta debe de ser extraordinaria, subordinada y complementaria, regulada y fiscalizada", argumentan.

De esta forma, además de abordar una serie de materia, concluye su declaración calificando también como "graves", los desmanes, donde se hayan arrojando objetos contundentes contra efectivos de las fuerzas del orden, destruyendo equipamiento público como colegios, buses, trenes y estaciones de metro, protagonizando saqueos y otros tipos de agresiones, inclusive contra los bomberos.

"Al respecto, la CIDH recibió información sobre ataques a espacios de culto católico, evangélico y judío. La CIDH condena enérgicamente todo acto de violencia, y recuerda que la protesta social es legítima en tanto se desarrolla en forma pacífica. A su vez, la CIDH recuerda al Estado que las fuerzas de seguridad tienen la obligación de permitir el desarrollo de las manifestaciones y protestas y de aislar a los manifestantes que recurren a la violencia", replicaron.

Más noticias

Más de regiones