• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Familia de San Antonio sufre grave enfermedad de su hija en medio de pandemia y dudas por cobertura

Jorge Reyes Patuelli

En San Antonio le dijeron a una joven que su dolencia axilar se debía a una mala depilación. Las dudas de la madre llevaron a que en Santiago le detectaran leucemia y que estaba al borde de un derrame cerebral. Hoy está en tratamiento y con problemas con la isapre.

En plena pandemia por coronavirus, Mónica Fritz tiene muchas preocupaciones. Oriunda de San Antonio, vive hace un mes en Santiago, en una casa que le prestó su tía para evitar el viaje a la capital por el tratamiento de quimioterapia diario que necesita su hija Nicole (18), quien padece leucemia.

El 23 de enero, Mónica tomó la decisión de cambiarse de isapre. Revisó correos que le mandaban a su mail, consultó, lo habló con su marido y se dieron cuenta que podían pagar menos. En ese instante parecía una buena decisión. Pero el 12 de febrero a su hija la diagnosticaron con leucemia promielocitica aguda.

"Nosotros firmamos el contrato y declaramos que no había ninguna enfermedad preexistente porque no teníamos idea que esto iba a pasar", cuenta a hoyxhoy.

El 28 de abril una carta llegó hasta su casa en San Antonio. En ella la isapre le informaba que quedaba fuera del plan por no haber declarado la enfermedad preexistente de uno de los beneficiarios, su hija.

Para su suerte, la patología que sufre Nicole es parte de las Garantías Explícitas en Salud (GES). Desde la isapre Banmédica, a la cual está afiliada, le indicaron que por esa condición le iban a cubrir solamente el programa médico GES. "Pero nosotros no seguíamos dentro de la planificación", contó.

"Estamos a la espera de que la isapre tome consciencia de que no hubo una mala acción", agregó preocupada.

Este medio se comunicó con la isapre, que declinó referirse a este caso.

Un mes lejos de casa

Mónica recuerda que todo empezó con un problema que presentó su hija debajo de la axila. La mamá pensó que era una dolencia cualquiera y no le dio mucha importancia. Con el tiempo el dolor comenzó a crecer y una mancha de color negro apareció en la zona. Se inquietaron y fueron al centro asistencial de San Antonio.

"Yo pensé que había sido la picadura de una araña porque era feo", dijo.

Mónica contó que el médico que la vio le dijo que era "un pelo encarnado porque se había depilado". Esto le pareció extraño a Fritz y le respondió que a Nicole le habían aparecido moretones que no eran normales. Se hizo una ecografía en la axila y el resultado fue un bulto que no se veía extraño. Una "celulitis infecciosa", fue el pronóstico y se le recomendó visitar un hematólogo por los moretones.

"Días después la Nicole tuvo fiebre. Yo me asusté y después le empezaron a salir cosas dentro de la boca. Ahí pedí una hora urgente en la Clínica Las Condes. Fue la única parte donde encontré un hematólogo rápido", sostuvo.

Mónica relató de esta manera el momento. El doctor que la atenidó revisó los exámenes, la miró y le preguntó si hicieron una contramuestra de los resultados. Ella le respondió que no. "¿El doctor que la vio mandó a urgencias a tu hija?", insistió el médico. "No, doctor", repitió ella. "Yo con mis miedos de mamá la traigo hoy acá", le agregó.

La mujer comentó que el médico la quedó mirando por unos segundos que le parecieron eternos. "Su instinto de madre le está salvando la vida a su hija. Ella está grave. Sus plaquetas están bajo 17 mil y puede tener un posible derrame cerebral. Hay que internarla ya. Su vida está en riesgo vital", dijo el hematólogo.

Nicole fue internada por la Ley de Urgencias, ya que padecía leucemia.

Tras ello fue trasladada a la Clínica Dávila, donde tiene que ir todos los días al tratamiento de quimioterapia. Por lo mismo, ahora viven en Santiago para no viajar. Sólo están ellas en la casa de una tía y sin ver al resto de su familia.

Por el coronavirus no se atreve a salir a comprar al supermercado y pide todo a domicilio para cocinar. "Parecemos robots para no contagiarnos porque ella tiene las defensas bajas. Yo estoy aislada de mi marido", explicó.

"Voy a cumplir un mes sin ver a mi marido e hijo. Y no sé en cuánto tiempo más voy a estar sin volver a San Antonio", lamentó. Sabe que contagiarse de Covid-19 podría ser horrible para su hija.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más de regiones