• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Sepa cómo evitar caer en una estafa que ofrece ser embajadora de una marca

Natividad Espinoza R.

Suena tentadora la idea de recibir joyas gratis, pero no todo lo que brilla es oro. Aquí, detalles de cómo opera este nuevo fraude.

"¡Hola, cariño! Nos encantaría trabajar con usted. Permítanos enviarle joyas gratis. ¿Está interesada?". Con estas tentadoras primeras palabras una mujer de nombre francés intenta captar a través de Instagram a supuestas embajadoras para una marca de joyas y otros accesorios de origen estadounidense.

Si la usuaria de la red social muestra interés, la mujer le explica que lo único que hay que hacer, ya teniendo los productos gratis, es subir fotos usándolos a través de la red social. Tal como haría una embajadora.

A Catalina González (33) le llamó la atención la propuesta, puesto que no tiene la cantidad de seguidores en Instagram que las chicas que ella sabe que son embajadoras de marcas y tampoco publica fotos ni historias tan a menudo. "Qué sospechoso", pensó. Y preguntó cuáles eran los pasos a seguir, para ver qué le decía la presunta reclutadora.

"Ordenará tres artículos hoy de forma gratuita, que serán los que usted elija y luego le daremos un código de descuento adicional para sus seguidores, para que pueda promocionar fácilmente nuestros productos. A cambio promocionaremos su perfil o la página que desee que promocionemos y le pagaremos a ALTO PRECIO. Es una oportunidad única", añadió la supuesta representante de la marca tras la consulta de Catalina.

Posteriormente, la usuaria de Instagram recibió un link que según la mujer de nombre francés pertenecía a la tienda online de la marca. Éste iba acompañado del encabezado: "Puede elegir sus tres artículos deseados allí".

Al ingresar al sitio, Catalina encontró raro que la oferta de productos fuera tan poco variada. Pero de todos modos seleccionó tres.

Paralelamente, la chica de nombre francés le dio un código de descuento del 100% que Catalina ingresó en la tienda virtual y ¡Milagro! Los productos escogidos ya no sumaban un total de US$120, sino que 0. Pero había un detalle: el envío de los productos tenía un costo de US$20 que tenía que pagar la "embajadora".

Eso terminó de encender las alarmas en Catalina, a quien ya no le quedó ninguna duda de que se trataba de una estafa. Y ella no ha sido la única a quien han intentado engañar, sino que hay varias mujeres de su edad que han sido contactadas por la misma u otras "reclutadoras" a través de Instagram.

Marcas y embajadoras

Pía Córdovez, Marketing Leader and Beauty Marketing Manager de Philips Chile, explicó a hoyxhoy que cuando la marca que representa hace campañas con embajadoras o creadoras de contenido lo primero que hace es analizar al público que quiere llegar, lo que depende del producto que se busque promocionar sus funciones.

Ya con eso claro, "nos mentalizamos en incluir a personas que, primero que todo, que sean fieles y representantes de nuestra marca y que claramente les interese trabajar con nosotros", dijo.

Sólo entonces se contactan con las potenciales embajadoras por celular o vía correo electrónico y les hacen las ofertas. "En caso de aceptar, queda todo estipulado mediante una carta de acuerdo, donde la firman tanto la embajadora como la marca, quedando explícitos los derechos y deberes de cada parte". O sea, es un proceso estudiado y formal. Totalmente distinto a la oferta que últimamente han recibido algunas chilenas.

En esto coincidió la encargada de marketing de Emubaby, Andrea Nasser, quien añadió que se fijan mucho en el tipo de contenido que suben las personas que tienen en la mira como posibles embajadoras.

Respecto de si es importante o no el número de seguidores que tenga una persona para ser considerada como posible embajadora, Nasser dijo que no necesariamente. "Nos hemos dado cuenta de que muchas veces, más allá del número de seguidores que tengan es más relevante el engagement con su audiencia y la buena recepción entre sus seguidoras. Claro que a veces hay campañas específicas donde se necesitan influenciadoras más masivas, con sobre 10k de seguidores, por ejemplo. El problema que surge aquí es que en algunos casos los seguidores pueden ser comprados. Por eso es muy importante regirse por varios factores más allá de si tienen 100K o sólo 3.000", explicó.

Sobre cómo se coordinan con las embajadoras para enviar productos, Nasser aseguró que "el proceso es siempre contactarlas antes, contarles que estamos haciendo una campaña determinada, preguntarles si les interesa sumarse y coordinar el despacho de productos. En ese proceso también definimos algunos requerimientos o detalles que necesitamos que comuniquen en uss redes sociales. En otros casos nos escriben directamente porque quieren ser parte de nuestras campañas".

Por supuesto, las influencers no pagan el envío de los artículos y lo mismo pasa con Philips "nunca pediremos dinero a cambio por ser parte de nuestras campañas", dijo Córdovez.

Más indicios de estafas

"Siempre cuando nos contactemos con embajadoras nos presentaremos y les hablamos de la marca, del propósito de la campaña, de lo que queremos lograr con ellos y del producto en sí. Se debe desconfiar de la persona o marca que te contacta si es que no cumple con estas formas de contacto", aseguró la representante de Philips.

Añadió que "también hay que sospechar si la persona que nos contacta escribe con faltas de ortografía, no entrega la información suficiente del producto (dónde encontrarlo, link a una página web, fotos, entre otros) o simplemente, no tiene un trato amable y/o educado con la posible embajadora".

Tendencia en Facebook

Más noticias

Más de regiones