• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Cristián Warnken contra los jugadores de Pokémon Go: "¡Viva la realidad!"

El escritor y ex conductor de La Belleza de Pensar publicó una columna donde cuestiona a los seguidores del videojuego y habla de la "soledad" por la que pasan.

El escritor Cristián Warnken, conocido por haber sido conductor del programa cultural La Belleza de Pensar, lanzó una profunda crítica contra los jugadores de Pokémon Go, la aplicación que causa furor entre los usuarios de teléfonos móviles en todo el mundo.

En una columna titulada "Homo pokemon", la que se publicó hoy en El Mercurio, el comunicador afirmó que los fanáticos del juego parecen "zombies" buscando las criaturas en medio de parques y plazas.

"¡Cómo se llenaron nuestras ciudades de personas! ¿Adónde estaban todos estos habitantes que hoy emergen de la nada para copar los espacios públicos? ¿Estaban en sus casas, sumergidos en las pantallas onanistas, eran unos muertos en vida que de pronto resucitaron, unos vampiros que descubrieron que en la realidad también estaba su alimento virtual?", afirmó.

Warnken agregó que "¡a muchos de estos nativos digitales no les había visto jamás la cara, tal vez nunca me habría topado con ellos si no hubiese sido por los pokémones, los grandes buscados! Son las 11 de la mañana, y el Parque Forestal parece invadido por una oleada de muertos vivientes".

"Por estos mismos senderos se pasearon el 'chico' Molina, Enrique Lihn, Luis Oyarzún, los muchachos de la generación del 50. Ellos también buscaban, pero no a los pokemones, sino la verdad perdida, la poesía extraviada. Daban vueltas y vueltas, peripatéticamente, conversando hasta la primera hora del alba, y tal vez llegarían a la conclusión a la que han llegado los sabios de todos los tiempos, que no hay que buscar para encontrar, sino para seguir buscando", expresó.

El poeta también cuestionó la relación de los jugadores con el mundo real, quienes estarían "abandonados en una ciudad sedentaria". "De pronto quiero huir de estas tribus de nativos digitales, me dan ganas de pararme en mitad de ellos, y gritar a voz en cuello: '¡viva la realidad!, ¡viva el viento, las hojas, vivan los rostros, vivan las cosas que se tocan y se huelen, las puestas de sol, los abrazos y las lágrimas! ¡Abajo la realidad virtual!'", expresó.

Warnken cerró su columna hablando del sentimiento que tiene sobre los entrenadores pókemon, quienes se alejaron de elementos del exterior que alguna vez fueron valorados.

"De pronto, y de la nada, se apodera de mí un sentimiento de piedad, una oleada de amor por todos estos niños y niñas y siento su tremenda orfandad, su honda soledad y pienso en sus piezas estrechas en departamentos sin luz ni patio y veo hacia atrás una vida vacía, monótona, con madres y padres ausentes, en un mundo sin Dios (en el que Google reemplazó a Dios) ni ideales y una infancia sin trompos, ni emboques ni pichangas...", sentenció.

Más noticias

Más de regiones