• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

¿Qué hay que tomar en cuenta antes de adoptar un perro adulto?

Natividad Espinoza R.

Lo ideal es hacerle un chequeo médico e intentar conocer su pasado. También ver si su raza es compatible con el estilo de vida que se le quiere dar. Debería acostumbrarse en un mes.

Con sólo 1,9 kilos de peso, una chihuahua aterrorizaba a quien se le cruzaba por delante cuando llegó a la clínica de la veterinaria Anita Zúñiga. Se trata de María, una perrita coja que vivió mucho tiempo afuera de una empresa como líder de una jauría.

De acuerdo a Anita, María “era salvaje, súper salvaje. Cuando llegó vivió meses en el baño de la clínica y yo entraba sola a alimentarla. Era súper agresiva. Todo el mundo que la conoció en ese entonces le tiene miedo hasta ahora”. Afortunadamente, con el tiempo la perrita se fue adaptando a una vida de casa y hoy es una integrante más de la familia, aunque como hay cosas que no cambian, “sigue siendo la jefa”, aseguró su dueña.

Mucho más quitado de bulla resultó ser Chester, un mestizo que estaba al cuidado de una fundación cuando apareció en la vida de la ingeniera María Paz Díaz era muy tímido. “Nosotros queríamos subirlo a la cama y él se bajaba y se dormía a los pies. Aunque con el tiempo se le ha ido pasando lo tímido en casa, sigue siendo súper educado. Es como si pidiera permiso”, contó María Paz.

Pese a que Anita y María Paz tuvieron experiencias distintas, tienen algo en común: adoptaron perros cuando ya estaban crecidos y habían tenido una vida distinta. Pero, ¿es esto recomendable? ¿Qué hay que tener en cuenta antes de adoptar un perro adulto?

El veterinario y académico de la Universidad Mayor, Marcos Vásquez, dice que hay que considerar dos ámbitos: el médico y el conductual.

“Desde el punto de vista médico sería bueno -si es posible- tener un historial del perro antes de adoptarlo. Saber si tiene vacunas, si está desparasitado, si ha utilizado productos para pulgas y garrapatas, si ha recibido alguna pastilla antiparasitaria u otro producto que elimina parásitos y si ha tenido cualquier tipo de enfermedad”, dijo el médico, pues explicó que si llevan al perro al médico antes de su adopción se puede saber cómo tratarlo ante cualquier síntoma.

El área conductual


“Además de lo médico es importante conocer la personalidad del perrito, el estilo de vida. Por ejemplo, si el perro es callejero y yo tengo un departamento ese perro va a tener problemas de espacio, y si es un perro de calle y tengo un jardín va a ser prófugo, se va a querer arrancar”, explicó Vásquez.

Asimismo, el veterinario destacó que hay que tomar en cuenta la raza del animal, ya que algunas son más deportistas, otras más bien tranquilas, otras dóciles, otras dominantes, etc. Y basándose en eso hay que ver si es acorde a la vida que se le quiere dar. “Los border collies, por ejemplo, son muy deportistas, mientras los basset hounds son muy tranquilos y nunca van a ser el tipo de perro que sale a correr en la mañana”, sostuvo el experto.

Cuando el estilo de vida del perro es muy distinto al que se le quiere dar, o cuando se quiere que se adapte rápidamente, siempre es bueno darle estímulos positivos, como premiarlo cuando hace lo que se espera de él. También se recomienda comprarle juguetes y sacarlo a pasear mucho durante las primeras dos o tres semanas.

Aproximadamente “al mes ya deberíamos tener claridad de si se ha adaptado o no al hábitat”, concluyó Vásquez. De lo contrario se podrían tomar medidas como consultar con un profesional.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones