• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

¿Es recomendable ponerse bótox en la cara antes de los 30 años?

Natividad Espinoza R.

Los tratamientos con toxina butolínica para prevenir la aparición de arrugas ya son comunes en Chile, sobre todo entre las mujeres. Sepa lo que dicen los expertos sobre esta tendencia.

La toxina butolínica, conocida comúnmente como bótox, bloquea ciertas señales nerviosas que producen la contracción de los músculos, de modo que estos se relajan y, por eso, se reducen las arrugas en las zonas tratadas.

Este procedimiento se ejecuta mediante la aplicación de pequeñas inyecciones de la toxina y es común entre las personas que quieren lucir un rostro más liso. Sin embargo, son cada vez más los jóvenes -especialmente mujeres- que recurren al bótox para prevenir la aparición de arrugas y líneas de expresión. De ahí el término "bótox preventivo".

Pero, ¿es aconsejable usar bótox a tan temprana edad? La dra. Francisca Daza, dermatoestética de Clínica Alemana, dijo a hoyxhoy que sí, y que de hecho el uso de toxina butolínica es mucho mejor cuando es preventivo que cuando es correctivo.

"Es muy personal, pero hay personas ya de 25 años que gesticulan mucho y que usan mucho los movimientos de la cara, por lo que ya empiezan a marcarse arrugas como las del entrecejo, las de la frente y las patas de gallo. Entonces, la mejor forma de prevenir que se formen es aplicando bótox antes. Y en personas jóvenes lo bueno es que uno puede aplicar menos cantidad, o sea una dosis muy baja y cada más tiempo. Puede ser una vez al año", manifestó la experta.

Y como mientras dura el efecto del bótox -de tres a seis meses- uno no puede hacer todos los gestos que acostumbra, simplemente aprende a no hacer ciertos movimientos. "A no fruncir el ceño siempre, por ejemplo", explicó Daza. Esto demora la aparición o acentuación de los surcos.

¿Existen riesgos?

El cirujano plástico de Clínica Universidad de Los Andes, dr. Sergio Valenzuela, aseguró que la toxina butolínica "actúa exactamente en el sitio de la inyección, es decir, no se va para ninguna parte. Actúa solamente en el punto exacto en que uno la coloca, paralizando el músculo. Entonces, sus riesgos son casi nulos".

Pese a esto, los médicos afirmaron que no se recomienda el uso de bótox en el embarazo debido a que no está 100% claro que no puede provocar un efecto adverso. También hay que evitar su uso en pacientes con diabetes descompensadas, acnés muy activos o infecciones cutáneas.

"Aunque la mayoría de las personas se puede poner sin ningún problema y el tratamiento no es muy doloroso. Se coloca un frío local que adormece la piel y se usan agujas muy finas. La dosis de bótox es menos de una gotita, por lo que la molestia es poca y muy transitoria. La aplicación del bótox tarda uno o dos minutos", contó Valenzuela.

Sobre la forma de aplicarlo, Daza afirmó que es mejor hacerlo en toda la cara que sólo por zonas. Esto, porque "la expresión es la combinación de muchos músculos. Si yo sólo trato una zona, al hacer un gesto voy a usar más los otros músculos para compensar, entonces la expresión se va a ver falsa. Entonces es mucho mejor hacer algo más balanceado".

Ambos profesionales subrayaron que este tratamiento debe hacerse con médicos y en centros especializados.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más de regiones