• Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Hasta tres mascarillas se deberían usar durante un día laboral presencial

Natividad Espinoza R.

Cada tipo de máscara tiene sus particularidades y distintas sugerencias para su uso, vitales para mantener la protección.

Las tres medidas fundamentales para mantenerse protegidos del Covid-19 son el lavado de manos frecuente, el distanciamiento social y el uso de mascarillas. Ahora que muchos chilenos están volviendo al trabajo presencial es más importante que nunca saber que no todos los tipos de máscara deben usarse de la misma forma, y que todas tienen distintas vidas útiles.

El médico broncopulmonar de Clínica Las Condes, Jorge Jorquera, dijo a hoyxhoy que otro punto importante es tener claro que "una vez que uno se coloca una mascarilla no debe tocarla, moverla ni sacársela hasta que llegue el momento del retiro, cuando también hay que considerar que debe ser tomada de los elásticos o hilos que ayudan a sostenerla, nunca tocando la mascarilla misma". Agregó que "la peor mascarilla siempre es la que se usa mal", independiente del material.

No recomendables

Actualmente se venden muchos tipos de mascarillas, como las de tela reutilizables que tienen sólo una o dos capas de género. La efectividad de éstas, al igual que las de goma eva que han empezado a comercializarse no están avaladas por estudios serios como elementos de protección personal efectivos contra el contagio del Covid-19. Siempre es mejor optar por las que recomiendan profesionales.

Mascarilla autofiltrante

De acuerdo a Jorquera, basta con usar una de estas mascarillas para estar protegido del virus durante un día de trabajo, mientras se usen correctamente. Lo que hay que hacer es usar una desde la salida de casa en la mañana y no sacársela hasta la hora de almuerzo. A la hora del receso hay que lavarse las manos, sacársela, guardarla en una bolsa de papel u otro material absorbente (nunca plástico). Luego, lavarse las manos, comer, lavarse las manos nuevamente, volvérsela a poner y no sacársela hasta volver a casa. Estas mascarillas pueden durar hasta 21 días y no se deben lavar, sino guardar siempre en distintas bolsas. Eso sí, hay que reemplazarlas antes de tiempo si se ven sucias, porque si se ensucian es porque "algo pasó" y esto puede significar un efecto abrasivo que haya disminuido su efectividad.

Mascarilla de tela

A este tipo de protección facial hay que darle el mismo tratamiento que a la quirúrgica: destinar una para los traslados, una para la primera parte de la jornada y otra para después del receso de mediodía, sacándoselas y poniéndoselas siempre con las manos limpias. La diferencia es que éstas no hay que desecharlas, sino guardarlas en bolsas y lavarlas con agua caliente (a unos 60°C) y jabón al llegar al hogar. Pueden durar alrededor de dos semanas o hasta que la tela se empiece a ver deteriorada. Las que son verdaderamente efectivas son las que tienen tres capas de tela, ojalá con muchos hilos. "Como las de las sábanas, que tienen alrededor de 200 hilos", dijo Jorquera. Esto, debido a que tienen menos espacios por los que puede entrar el virus.

Mascarilla "de trompa"

Éstas son muy efectivas y tienen larga duración, por lo que también basta con una para protegerse durante un día de trabajo completo. Las mascarillas "de trompa" tienen filtros que duran 21 días y se pueden cambiar, por lo que su vida útil es mucho más prolongada. "Si les dan una de éstas en el trabajo se puede usar sólo estando en el lugar y dejarla ahí mismo guardada en una caja de plástico con nombre y la fecha en que se empezó a usar", dijo Jorquera. Esto, para tener claro cuando sea la hora de cambiar el filtro. Si se deja una en el trabajo hay que usar otra para los traslados, por supuesto. Puede ser de cualquiera de los tipos antes mencionados, procurando un uso absolutamente responsable.

Mascarilla quirúrgica

En un día de trabajo se deberían usar tres diferentes. La indicación del médico es usar una para trasladarse de la casa al trabajo y luego guardarla en una bolsa de papel. Por supuesto, con las manos limpias. Entonces, lo ideal es ponerse otra nueva y usarla hasta la hora de almuerzo, para luego lavarse las manos y desecharla en un lugar donde nadie vaya a sacarla y darle mal uso. Luego de comer, hay que ponerse una nueva hasta el final de la jornada laboral y desecharla (siempre con un lavado de manos antes y después de manipularla). Para irse al hogar se puede usar la misma que se usó para el traslado de la mañana, pero ésta hay que botarla una vez en casa.

Mascarilla n95

Al igual que la mascarilla autofiltrante, una mascarilla N95 sirve para toda la jornada laboral y si se cuida como corresponde, tal como la filtrante, puede durar 21 días o incluso hasta un mes, contó Jorquera. También debe desecharse si antes de los 21 días se ve sucia, por la misma razón que la autofiltrante. Este tipo de máscara es uno de los más recomendados por los médicos, puesto que es la que ellos usan para atender a pacientes con covid positivo.

Escudo facial como complemento

El broncopulmonar señaló que este elemento de protección personal sirve solamente como complemento para quienes usan mascarilla. En ningún caso reemplaza la máscara. Sin embargo, Jorquera dijo que su utilización no es del todo necesaria. Tienen distintas vidas útiles y también deben manipularse con las manos limpias.

Más noticias

Más de regiones