• Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Día de las regiones
Abrir en nueva ventana

La epidemiología de un asado seguro: conozca las 5 claves para disfrutar con bajos riesgos de contagio

Camila Infanta S.

Arriesgado o no, en las próximas Fiestas Patrias, en plena pandemia, los chilenos podrán volver a reunirse en torno a una parrilla y festejar. ¿Cómo? Con muchísimos más cuidados de lo que se acostumbraban para estas fechas.

Desde que el Gobierno anunció, la semana pasada, la posibilidad de que las familias chilenas puedan volver a reunirse para las próximas Fiestas Patrias, las críticas abundaron. Y es que si bien la movilidad pandémica aumentará y con ello, los riesgos de contagio, también es cierto que los seis meses de crisis sanitaria en el país han causado estragos en quienes no han podido ver a sus cercanos.

Al respecto, el doctor especialista en Salud Pública, Eduardo Bronstein, dice que estas fiestas van a ser algo más parecido a una Navidad, de reencuentro. Y si bien la cataloga de "arriesgada, pues hace que la gente se pasee y es difícil de fiscalizar, también se entiende desde la salud mental, por eso el llamado es a cuidarse, para que esto no aumente depende de nosotros".

Respecto al autocuidado, la semana pasada, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, comentó el plan "Fondéate en tu casa" que incluye una serie de recomendaciones como evitar poner las mascarillas desechables o servilletas en mesas o lugares de fácil contacto y arrojarlas directamente a la basura para evitar confusiones.

También aseguró que la ventilación de los espacios cerrados es fundamental, sobre todo si es que van a haber visitas. Por ello, se busca que las personas abran ventanas y puertas todos los días, aunque haga frío o calor.

Y como prácticamente no existe un 18 de septiembre sin asado, el doctor Bronstein entrega recomendaciones para hacer una celebración agradable, sin olvidar que se atraviesa por una pandemia y cualquier descuido podría tener consecuencias graves.

La primera es la compra, que debe ser con sus propias bolsas, lavar todo al llegar e implementar una zona sucia de una limpia para ir dejando lo que se va a consumir. ¿Y cuando llegue la gente? Aquí algunas claves.

De vuelta al colegio: marcar platos y vasos

Como si fuéramos escolares, el doctor recomienda que para evitar tomar de un vaso ajeno o compartir la cuchara, una buena medida es nominalizar tanto cubiertos como platos. Otra alternativa, pero mucho menos ecológica, sería usar elementos desechables.

¿Cómo servir la comida?

La manipulación de alimentos debe ser, idealmente, por cada persona que se lo vaya a comer. "El pebre no se cucharea. Para este condimento hay dos opciones: o se sirve individual o una sola persona es la que toma la cuchara y se lo sirve al resto", dice Bronstein. Y agrega que ojalá la carne esté bien cocida.

La llegada al evento: ¿cómo nos saludamos?

El doctor asegura que lo primero es llegar sí o sí con mascarilla. Luego "si toqué la chapa de la puerta, llevar alcohol gel para limpiarse y mantener la distancia física al saludar". Para eso recomienda hacerlo con el saludo de pies, pues es mucho mejor que el de codo, pues existe más distancia entre una y otra persona.

Como un cirujano

Bronstein es enfático: "El parrillero (a) es un cirujano y su zona de trabajo tiene que ser como un pabellón, donde lo limpio esté separado de lo sucio". Agrega que los míticos choripanes deben servirse con pinzas, jamás pasarlos de mano en mano y que éste no debe sacarse la mascarilla. Si se humedece, cambiarla cada dos horas.

Cada uno lleva su plato

Como es costumbre en familias chilenas, al terminar de comer se intenta hacer entre todos el proceso de limpieza. Varios llevan los platos a la cocina, uno los lava y otros los secan. El doctor recomienda que ahora cada uno lleve su plato a la cocina y uno sólo los lave. "Cada uno bota los restos de comida directo a la basura", dice.

Más noticias

Más de regiones