Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Sacerdote que fue testigo de condenado en el caso Luchsinger: "Hubo maltrato y coacción"

Fernando Díaz, misionero del Verbo Divino con casi 30 años de experiencia en la zona, cree en la inocencia de los condenados en el último juicio y culpa a las policías con investigaciones deficientes. “Uno lo siente grave y, sobre todo, por la familia Luchsinger que tiene derecho a la verdad”, agregó.

El sacerdote misionero del Verbo Divino y exvicario de la Pastoral Indígena de Villarrica, Fernando Díaz, calificó de “aberrante” el veredicto del segundo juicio por el homicidio del matrimonio Luchsinger Mackay, que condenó a tres de los once imputados. El sacerdote concurrió como testigo en el juicio de José Tralcal (condenado), de la machi Francisca Linconao y de Sergio Catrilaf (estos dos últimos absueltos).

En entrevista con El Austral, Díaz dijo tener certeza de la inocencia de los condenados, cuyas condenas se conocerán el próximo 11 de junio, y cuestionó que la declaración de Peralino fuese aceptada como prueba legitima. “A él lo desestabilizaron, ese relato es un montaje, de eso me siento seguro”, enfatizó el sacerdote.

“Conociendo a estas tres personas, me parece aberrante que los hayan implicado. Conozco sus luchas y demandas y no se condicen con acciones terroristas. La machi Francisca, José (condenado) y Sergio nunca han tenido acciones violentas. Por eso me presté para el juicio. Esto no me hace sentido, porque cuando fue detenida la machi fui a hablar con Peralino y me di cuenta de su condición limítrofe y él mismo me contó cómo fue inducido y coaccionado para implicar a estas personas, siendo que a muchas no las conocía”, puntualizó el exvicario de la Pastoral Indígena de Villarrica.

El sacerdote Díaz asegura que la declaración de Peralino, ocupada para condenar a los José Tracal, Luis Tralcal y el mismo José Peralino fue inducida, “hubo maltrato y coacción, eso es una fabricación de prueba y me parece muy grave”.

Sobre la machi Francisca Linconao, dos veces absueltas por el caso, Fernando Díaz aseguró que cuando ocurrió el crimen del matrimonio Luchsinger la visitó “y lo primero que me dijo es que estaba horrorizada, porque el señor Luchsinger había sido benefactor de ella y le había ayudado en renovar su rewe”.

“Lo segundo es que aparecieron armas en la casa de la machi. Yo he estado muchas veces en su casa participando de sus ritos y puedo meter las manos al fuego que la machi no va a poner en donde ella renueva su rewe armas: eso es impensable”, agregó.

En relación al papel que el sistema judicial y policial ha ejecutado en este caso, el sacerdote que posee casi 30 años de experiencia en temáticas indígenas en la zona, las criticó señalando que “aquí hay un modus operandi de la PDI para implicar personas. Y esto es gravísimo. Cuando murieron los Luchsinger Mackay, en ese lugar, se vulneraron derechos de personas mediante coacción física, golpes y maltratos.La investigación de los fiscales no ha dado resultado, porque si Celestino no hubiese estado herido, no tendrían nada”.

“Esto habla de la pésima calidad y gravísima falencia que tenemos de los sistemas de investigación y policías en nuestra Región. Son una vergüenza. Para solucionar un caso de tanta gravedad tienen que recurrir a formas ilegales de coacción e implantación de pruebas. En este juicio quedó en evidencia que las carencias de las policías se suplen con artimañas y eso, considerando lo que se gasta, me parece muy grave para cualquiera de nosotros”, enfatizó Diaz.

Para el sacerdote Fernando Díaz, el último veredicto del caso Luchsinger “revela un rostro horrible del conflicto que hay entre la sociedad colonial y neocolonial chilena, porque La Araucanía es tierra colonizada por el Estado chileno que aún no resuelve su relación con el pueblo mapuche. Aquí queda en evidencia cómo estas presiones políticas de carácter colonial siguen influyendo en la justicia”, finalizó.

Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

Más en soytemuco.cl