Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
    Abrir en nueva ventana

    Mesa de Diálogo Interreligioso de La Araucanía hace un llamado al diálogo y la paz

    "No pueden dejarnos tranquilos las muertes de Álex Lemún, Matías Catrileo, (Jaime) Mendoza Collío y, recientemente, de Camilo Catrillanca Marín, por agentes del Estado”, destacó la instancia.

    La Mesa de Diálogo Interreligioso de La Araucanía hizo un llamado al diálogo y a la paz en la región, con la disposición de asumir un rol mediador para frenar la violencia en la zona sur del país, luego del homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

    Voceros de 11 confesiones, entre ellos representantes católicos, metodistas, anglicanos, bautistas, luteranos, evangélicos, pentecostales, musulmanes, de la comunidad israelita, budistas y miembros de la espiritualidad mapuche concordaron un documento común.

    Mediante un comunicado instan "a nuestra sociedad a deponer toda actitud que no permita el diálogo, entendimiento y respeto para vivir y habitar nuestra región en paz y justicia".

    Asimismo, la instancia -dentro de la misma declaración- realiza un "mea culpa" y reconocen que "como instancias religiosas no siempre hemos tenido un relacionamiento simétrico y respetuoso con nuestros hermanos mapuches". De igual manera, manifiestan que "es tiempo de enmendar estas situaciones, sumándonos desde nuestros espacios y desde aquellos donde nos sea posible aportar, para buscar caminos de entendimiento, diálogo, diversidad y respeto mutuo".

    Por otra parte, las organizaciones enfatizan el dolor que les ocasionan "los diversos hechos de violencia y muestras de intolerancia que se viene registrando en nuestro entorno" y enumeran como actos contrarios a la convivencia pacífica "las quemas de camiones, de templos, de casas, los allanamientos con resultados de maltrato a niños y ancianos".

    "No pueden dejarnos tranquilos las muertes de Álex Lemún, Matías Catrileo, (Jaime) Mendoza Collío y, recientemente, de Camilo Catrillanca Marín, por agentes del Estado, quienes, a su vez, han dificultado las investigaciones, encubriendo pruebas y tergiversando la verdad", enfatizan, junto con destacar el "profundo impacto" del homicidio del matrimonio Luchsinger McKay, ocurrido en Vilcún, en enero de 2013. "Sin duda, esperamos que nunca más, ninguno de esos hechos se repita", recalcan las entidades.

    Sin embargo, la mesa religiosa no deja de valorar el rol de las autoridades del Estado "en torno a perseguir a los culpables de estos delitos y, por la responsabilidad que les compete, hacemos votos para que puedan garantizar que no habrá impunidad ni obstrucción a la investigación".

    Al respecto, el vicario general del obispado católico de Temuco, Giglio Linfati, detalló que la declaración conjunta "la veníamos conversando hace tiempo, pero en la última reunión (de la mesa) quisimos que nuestra voz fuera escuchada con un llamado al reencuentro y a las confianzas".

    Por su parte, el pastor de la iglesia metodista Jaime Medina lamentó que "los últimos sucesos ocurridos en la zona han generado una gran polarización".

    Tanto el vicario Linfati como el pastor Medina manifestaron la disposición del grupo para mediar en la situación de violencia que afecta a la región. Linfati indicó que "siempre estaremos dispuestos a favorecer aquello que conduzca al diálogo y a la paz. Si podemos ser un aporte, por supuesto que estamos disponibles". Medina agregó que "nadie en la mesa se podría negar a esta posibilidad".
    Tendencia en Facebook

    Más noticias

    VIDEOS

    ZOOMCHILE #FOTOSGRANDES soychilecl

    Más en soytemuco.cl