Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Matrimonio de paramédicos de Victoria le ganó al coronavirus

El amor fue más fuerte: Adolfo Mariñanco (61) y Marisol Cuevas (58) están en una residencia sanitaria, en Temuco, cumpliendo la cuarentena antes de volver a casa junto a sus hijos.

Ansiosos de que sus papás vuelvan a casa están, por estos días, los hijos del matrimonio de paramédicos de la ciudad de Victoria que durante el mes de abril se contagió con coronavirus.

Esto, ya que Adolfo Mariñanco Nahuelcura (61) y Marisol del Carmen Cuevas Robles (58) fueron dados de alta desde los hospitales donde estaban internados y ahora están cumpliendo cuarentena en el Hotel Frontera, que funciona como residencia sanitaria para pacientes con covid-19 en Temuco.

“Mi mamá se queda hasta el lunes allí y después se vendrá para la casa. Y mi papá llegó el sábado pasado y después de que cumpla los 14 días podrá volver. Estamos felices y esperándolos”, contó Gustavo Mariñanco (19) al teléfono desde la ciudad de Victoria. 

MATRIMONIO QUERIDO

Adolfo y Marisol son colegas desde hace más de 25 años en el Hospital de Victoria. Se casaron en febrero de 2018, después de conocerse trabajando y pololear más de 18 años. 

Los dos enfrentaron la pandemia como todos los funcionarios de salud: trabajando al máximo y unidos junto a sus colegas.

Tras una semana de fiebre, tos y dolor muscular, Marisol fue una de las primeras funcionarias del área de Cirugía en dar positivo por covid-19, cuando comenzó el brote de coronavirus en el Hospital de Victoria. 

El 26 de abril fue hospitalizada y unos días después debió ser trasladada al Hospital de Los Angeles, donde estuvo seis días. El miércoles 29 de abril, luego de llevar varios días sin síntomas, Adolfo fue al Hospital de Victoria, donde le confirmaron que tenía una neumonía atípica, confirmándose que también tenía coronavirus. Fue trasladado al Hospital Intercultural de Nueva Imperial.

Adolfo estuvo internado en Nueva Imperial hasta el sábado 16 de mayo, cuando fue dado de alta entre aplausos de los funcionarios de salud. En tanto, Marisol fue dada de alta el lunes 11 de mayo.

HABLAN SUS HIJOS

En la casa de la familia quedó Gustavo (19) junto a su hermana Camila Molina Cuevas (28) y su hijo Lucas, de dos años. Todos ellos dieron positivo por covid-19. 

Cuentan que estuvieron con síntomas pero que ya están mejor. “Nos costó mucho al principio estar sin ellos, con la angustia de saber que estaban mal. Ahora estamos mejor y esperándolos”, dice Camila. 

“Al principio sentimos poca preocupación de parte de la dirección del Hospital con nosotros, pero de todas formas agradecemos a los colegas de mis papás, amigos, a la gente de la municipalidad, familiares y mucha gente e instituciones que nos ayudaron para sobrellevar estas semanas difíciles en las que aprendimos a querernos, cuidarnos más y hacer muchas cosas”, concluye Gustavo. 


Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más en soytemuco.cl