Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Mirson Camadro, ex remero valdiviano en España: “Solo funcionan los servicios básicos”

Ex seleccionado nacional vive en Sevilla y cuenta cómo se vive la pandemia del coronavirus en la Madre Patria.

Cuenta que sale de casa solamente una vez a la semana, para ir de compras al supermercado rigurosamente premunido de guantes y mascarilla. Al regresar se saca la ropa, desinfecta el calzado y de inmediato lava la ropa utilizada en la salida. El resto del tiempo debe cumplir -junto a su familia- una rigurosa cuarentena. “En la última semana, el Gobierno aumentó el nivel de la cuarentena y solamente funcionan los servicios esenciales, como la alimentación y el tema sanitario” señala el valdiviano ex seleccionado chileno de remo y figura de ese deporte hace dos décadas, Mirson Camadro. Vive desde 1991 en España, país que ayer registraba 10.935 fallecimientos y 117.710 casos notificados por covid-19, según el balance del Ministerio de Sanidad. Es uno de los cuatro países del mundo más afectados por la pandemia.

El ex bogador del Phoenix e integrante de 4-timonel con Augusto Grandjean, Miguel Cerda y Javier Godoy, reside desde 1991 en Sevilla, capital de la región de Andalucía, donde hasta ayer había 65 fallecidos y 1.462 casos confirmados. Cifras que, en todo caso, se alejan de la situación que afecta a Madrid, con 4.483 y Cataluña, con 2.335 decesos.

Camadro se desempeña como entrenador de remo en el club Real Círculo de Labradores de Sevilla y además está a cargo del gimnasio de los socios de la institución. “Llevo 12 años trabajando en el club, empecé con los infantiles y ahora trabajo con los junior y colaboro con los cadetes. Hemos llevado chicos a la selección española, a finales mundiales. Llevo la parte técnica y también trabajo con videos en internet, para que los remeros corrijan sus errores y mejoren su rendimiento”, señala desde Sevilla.

EN CUARENTENA

En cuarentena total desde el 15 de marzo y con todos los colegios cerrados desde el 16 del mismo mes, señala que “solo se puede salir a tirar la basura, comprar comida, pasear el perro y la gente que tenga trabajos de primera necesidad. La Guardia Civil te controla, te pueden multar. Uno de los principales problemas que hemos tenido, al igual como pasó en Chile, fue que durante los fines de semana llegaba mucha gente de Madrid a las playas y el virus se fue expandiendo”.

Y aunque su región no es de las más afectadas en España, asegura que “el temor a contagiarse” se vive a diario. Un compañero de trabajo ya pasó por esa experiencia y asegura que “desde enero y febrero hubo mucha gente que tuvo fiebres raras. Un amigo chileno estuvo hospitalizado, pero entonces, nadie pensaba que era coronavirus”.

El ex seleccionado nacional de remo también se dedica al comercio. Tiene un bar, pero debió cerrarlo el 14 de marzo. “Sigo pagando mi alquiler y alguno de los sueldos, aunque acá el Estado se hace cargo de los sueldos. En el club nos siguen pagando, pero pronto pasaremos a los programas estatales, donde se hacen cargo del 70% del sueldo mientras dure la emergencia”.

“En el día a día, los niños siguen estudiando de manera virtual e incluso los profesores se quejan de que tienen más trabajo, porque con internet prácticamente no hay horario. Las universidades ya avisaron que el año está suspendido”, agrega Camadro.

CRISIS

A la distancia, le preocupa lo que ocurre con los hospitales de Madrid. Indica que están saturados y que y se piensa en derivar enfermos hacia regiones donde la pandemia está un poco más controlada. “España ha sufrido un desmantelamiento de la salud pública en los últimos años, donde se ha traspasado a los privados y eso genera que haya menos camas en los hospitales públicos para la cantidad de gente que hay en Madrid. Y es curioso además, porque las personas que tienen planes de salud privados se van a atender a la salud pública, porque hay mejores instalaciones y mejores profesionales”, agrega.

Para el ex seleccionado nacional de remo, un hecho que ha influido también en la propagación del virus es la costumbre latina de mantener un estrecho vínculo con las personas mayores. Se refiere a la “relación que existe de los hijos que visitan a sus padres y los nietos a sus abuelos, que son costumbres tan propias de los países latinos. Entonces, así se han producido muchos contagios hacia nuestros mayores”.

LABORAL

A la distancia, Mirson Camadro señala que le preocupa lo que ocurre en Chile, especialmente con las personas que están quedando sin trabajo y asegura que las autoridades “deben preocuparse de todos por igual. Es irónico que a la gente le pidas que se queda en casa, cuando hay quienes viven el día a día y que son trabajadores autónomos (independientes). Si no salen de casa, no tienen dinero y entonces ¿cómo viven? En Andalucía se ha perdido un millón de puestos de trabajo, pero todos incluso los autónomos pueden activar la cesantía y tienen acceso a dinero para el tiempo que dure la pandemia”.
Tendencia en Facebook

Más noticias

VIDEOS

Más en soyvaldivia.cl