Regresar a soychile
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
País en movimiento
Abrir en nueva ventana

Eduardo Zulch: “Me enorgullece que la comunidad siga queriendo a los bomberos”

Eduardo Zulch fue premiado hace unos días por cumplir 50 años de servicio en la Primera Compañía de Bomberos de Valdivia.

Hace unos días, el Cuerpo de Bomberos de Valdivia cumplió 168 años y lo celebró de manera simbólica y a distancia, por la pandemia. En ese contexto, la institución destacó a 73 voluntarios y premió a dos que cumplieron 50 años de servicio: Luis Valdebenito, de la Tercera Compañía y Eduardo Zulch Herrmann, de la Primera.

Zulch tiene 72 años y recuerda con nostalgia sus comienzos. Hoy no desempeña las funciones de antes, sobre todo por la pandemia, pero de todas maneras se mantiene ligado a Bomberos, con mucho cariño y responsabilidad.

¿Pensó cuando entró a Bomberos que iba a cumplir 50 años como voluntario?

-Me pasa algo simpático, ya que siempre quise ser bombero por una cosa generacional, ya que muchos familiares fueron y eran bomberos a comienzos de la década del 70; entonces para mí era como una obligación trabajar para la comunidad.

Luego cuando me casé (su esposa fue Irene Werkmeister, ya fallecida) y comencé a formar una linda familia, lo que coincidió con la llegada de los hijos, problemas de salud, etc.. hubo un momento que me cuestionaba el continuar, pero al final del día siempre volvía.

¿Cuáles son los mejores recuerdos que tiene de aquella época?

-Yo sólo tengo bonitos recuerdos, y a pesar de que cuando me desempeñaba como segundo comandante del Cuerpo de Bomberos tuvimos la pérdida de un compañero que lo lamento mucho hasta el día de hoy (Patricio Solís en 1983), cuando pienso en él recuerdo sólo cosas buenas.

Siendo bombero aprendí disciplina, compañerismo, lealtad y trabajar de manera desinteresada a favor de la comunidad. En ese sentido estoy muy agradecido de la institución.

Quizás el recuerdo que más fresco tengo, porque fue duro para mí, es que en un turno de día y medio -creo- tuve que asistir a unas 50 emergencias aproximadamente. Yo era voluntario y chofer en aquella época y realmente estaba muy cansado, pero no tenía opción de abandonar y si me hubieran dicho que me fuera a descansar, tampoco lo hubiera aceptado, porque yo realmente amaba lo que hacía.

¿Se siente respetado por la institución?

-De todas maneras, ya que una de las cosas que te enseñan en bomberos es a respetar a tus colegas, y en especial a los que ya cumplieron su vida como voluntario en terreno.

En ese sentido también hoy en día soy una especie de director honorario del Cuerpo de Bomberos donde soy escuchado, lo que para mí es maravilloso.

¿Conoce a la otra persona que también fue destacada por cumplir 50 años en la institución?

-Por supuesto. Me pasa algo especial con Luis Valdebenito, ya que entramos el mismo día y año a las respectiva compañías, entonces hemos participado en todas las premiaciones, y ya somos parte del inventario junto a otros compañeros, incluso más antiguos que nosotros.

¿Hay diferencia entre los voluntarios de hoy con los que ingresaban hace 50 años?

-En el aspecto humano creo que no hay ninguna diferencia, ya que la persona que entra a Bomberos, además de tener muy lindos valores y sobre todo respeto, es por una vocación muy linda que es el bien común, y eso no está en discusión. Ahora bien, creo que puede que existan algunas diferencias, sobretodo que hoy la sociedad joven tiene como una vida aparte con redes sociales y el internet, lo que imagino que es bueno, pero podría ser negativo sino hay cuidado.

¿Cómo ve a la institución en los tiempos actuales?

-Como bombero, sé que siempre hay necesidades y es difícil poder responder a todo como uno quisiera. A veces llegar un minuto tarde o un minuto antes a una emergencia marca la diferencia; como también el uniforme artefactos te pueden salvar la vida en un incendio. Todo eso que nombré, hoy es 100 veces mejor que lo que tuvimos nosotros, y con esto no es una crítica, sino más bien una felicitación por el progreso de la institución. Hoy con todas las necesidades que siempre van a estar, me da gusto ver maquinarias nuevas de última generación, como trajes ultra seguros y las constantes capacitaciones que se hacen.

Además, me llena de orgullo que, a pesar de los años, sigamos siendo queridos por la comunidad.–

Más noticias

Más en soyvaldivia.cl