Regresar a soychile
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Gendarmes del Ranco piden ayuda para reabrir la cárcel de Río Bueno

Recinto penitenciario está cerrado desde 2018.

Presidentes de las tres asociaciones provinciales de Gendarmería de la provincia del Ranco solicitaron ayuda e intervención al diputado Bernardo Berger para que la cárcel de Río Bueno vuelva a funcionar, luego de casi cuatro años inactiva.

El recinto fue cerrado el 3 de agosto de 2018, debido a problemas con el sistema eléctrico y se iniciaron reparaciones.

Por esa razón se trasladó de manera momentánea a toda la población penal (92) hasta el Complejo Penitenciario de Valdivia junto a 45 funcionarios, 38 de ellos uniformados y 7 civiles.

El cambio sería inicialmente por tres meses, mientras se ejecutaba el mejoramiento. Sin embargo, en el camino se añadieron otras obras como la instalación de las redes contra incendios, un nuevo sistema de seguridad electrónico mediante cámaras de televisión y asesorías fiscales.

Los gendarmes señalaron que fueron aproximadamente $650 millones lo que se invirtió para mejorar el recinto penitenciario entre 2018 y 2019, de manera que a mediados de 2020 la cárcel iba a retomar su labor, pero a la fecha continúa sin funcionar, sin reclusos y con 31 de sus 45 funcionarios prestando servicios en Valdivia.

Así se lo hicieron saber al diputado Berger, a quien solicitaron su intervención para que el recinto penitenciario vuelva a trabajar con normalidad y los funcionarios que en principio sólo estarían en Valdivia por tres meses, puedan volver a Río Bueno junto a los presos.

“La cárcel de Río Bueno fue objeto de inversión por 654 millones 731 mil pesos entre 2018 y 2019, en obras ejecutadas y terminadas hace rato, que tenían por sentido modernizar el recinto, elevar los estándares de seguridad penal y también de seguridad física y laboral. No se entiende entonces que después de tanto tiempo, tanta plata y tanto esfuerzo, ésta no se esté ocupando para su fin último que es el cumplimiento de penas tras sus paredes”, advirtió Berger.

“He oficiado al ministro de Justicia exponiéndole mi preocupación y la de los gendarmes, porque además de la inversión hecha que no se le está sacando provecho, hay un costo personal y familiar para los funcionarios que son del Ranco, pero que los últimos tres años deben viajar de Río Bueno a Valdivia, a cuidar presos que debían estar cumpliendo castigo en esa comuna”, añadió.

Desde Gendarmería informaron que hoy se referirán al tema.

Más noticias

Más en soyvaldivia.cl