Regresar a soychile
  • Autos - valparaiso
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Movilh-valparaíso llamó a los responsables a que pidan perdón por incendio de Divine

El organismo recordó que sólo el 2010 quedaron completamente establecidas las causas del siniestro y la cantidad y número exacto de personas heridas y fallecidas.

Junto con relanzar en redes sociales un estudio sobre la Divine, el Movilh Valparaíso llamó a recordar a las 16 víctimas del trágico incendio de la discoteca porteña ocurrido el 4 de septiembre de 1993 e instó a los dueños de la discoteca a pedir perdón.

“Durante 17 años nuestra organización cursó continuas acciones para aclarar las razones del siniestro, efectuando una investigación propia que terminó con dar con la verdad de todo lo sucedido. En efecto, en el fallo del 6 de abril del 2010 de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, quedó establecido que nunca hubo un atentado homofóbico y que esa versión había sido un invento de los propietarios del recinto para ocultar su culpas del hecho, calificado por la justicia como un cuasidelito de homicidio que no recibió sanción sólo porque las responsabilidades penales habían prescrito”, dijeron a través de un comunicado.

“Llamamos en ese sentido a quienes fueron propietarios de la discoteca a pedir públicamente perdón. Perdón por haber efectuado instalaciones fraudulentas en la discoteca que provocaron el desperfecto eléctrico que dio origen al incendio. Perdón, por no tener habilitada una salida de escape que hubiese permitido que más personas se salvaran. Perdón por haber ocultado pruebas y antecedentes para dar con la verdad en los tiempos apropiados. Perdón por inventar la falsa hipótesis de un atentado homofóbico, perjudicando el enfoque de las investigaciones. Perdón, por las trágicas muertes. Perdón, que es lo único que puedan dar, pues cuando se esclarecieron las causas del siniestro, las penas estaban prescritas”, agregaron.

Por todo lo anterior, al cumplirse 20 años de la tragedia y a tres años del sobreseimiento definitivo del caso, la agrupación también hizo un llamado a la sociedad “a la sociedad a ser enfática respecto a las causas de la tragedia, pues sólo la verdad es lo que dará paz a quienes fueron víctimas del siniestro. El llamado es particularmente importante, pues sigue existiendo un clima que erróneamente hace suponer que las causas de la tragedia no fueron aclaradas. En el Caso Divine no hay dudas, ni sospechas, ni falta de claridad. Los propietarios del recinto, encabezados por Nelson Arellano, fueron responsables por cuanto antes del incendio sometieron a la discoteca a diversos arreglos de pintado, carpintería, ornamentación y eléctricos fraudulentos e irregulares que terminaron por provocar el siniestro. En efecto, en agosto de 1993 se cubrieron las paredes y techos de la zona de acceso de la discoteca con cubrepiso que fue pegado con agorex, elemento de fácil combustión, según los peritos”.

La agrupación acusó que antes del incendio se compraron e instalaron nuevos equipos para la discoteca como televisores y luminarias, se agregaron más elementos de audio y se amplió el amperaje de 15 a 30 con cables de 1.5 milímetros y no de 2.5 milímetros. “Tales irregularidades hacen que la corriente eleve la temperatura quemando el forro que cubre el cable y por supuesto cualquier material combustible que esté cerca. Además, los cables estaban a la vista y no cubiertos con plástico corrugado. La irresponsabilidad de los propietarios llegó al extremo de que dichos cambios no fueron notificados, ni informados, además de pesquisarse una instalación eléctrica fraudulenta ubicaba en la pared izquierda de la mampara del primer piso del edificio. El cuasidelito de homicidio queda más claro aún al considerar que la mencionada instalación eléctrica fraudulenta estaba ubicada tras una puerta batiente, la cual fue retirada del sitio del suceso, con el fin de ocultar la real causa del siniestro, en forma dolosa, puntualiza el inspector Alarcón, junto con precisar otra serie de irregularidades”.

En tanto, advierten que “la puerta de escape de la discoteca gay Divine de Valparaíso simplemente no estaba habilitada, de acuerdo a todos los peritajes y careos efectuados tras la reapertura. Además, critican la supuesta homofobia de las primeras investigaciones judiciales y policiales.

El detalle de todos estos hechos se encuentra en el informe “Discoteca Divine, la verdadera historia”, un estudio del Movilh que fue relanzado hoy.

Más noticias

Más en soyvalparaiso.cl