Regresar a soychile
  • Autos - valparaiso
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Día de las regiones
Abrir en nueva ventana

Porteño se las ingenió para ahuyentar a los que ensucien en los Mil Tambores

Rodrigo Ansaldo

Óscar Pérez del cerro Bellavista inventó su propia "trampa" para asustar y alejar a personas que por las noches ensucian el frontis de su casa con botellas, excrementos y basura. El inmueble está en subida General Mackena.

Bastante tiempo pasando malos ratos estuvo un vecino de Bellavista junto a su familia a causa de los desmanes provocados por transeúntes borrachos en las noches. Óscar Pérez es el hombre que creó un rociador que consiste en cinco aspersores de agua hechos a base de cobre. La “máquina” tiene un alcance de 10 metros de largo por 2.50 mts., de ancho, el rociador está conectado con la residencia y se opera con una válvula manual. El objetivo del “invento” es asustar y alejar a transeúntes sucios del festival Mil Tambores.

En conversación con La Estrella de Valparaíso, Óscar Pérez se refirió al carnaval Mil Tambores de años anteriores, evento que convoca muchas personas: “Yo tuve una discusión con un gallo porque se puso a orinar frente a mi esposa”. Margarita Avendaño, su mujer, indicó: “Esos gallos vienen con mochilas, carpas, te piden plata, fósforos… No te dejan tranquilo en tu propia casa”.

El precio del producto es de diez mil pesos, Óscar Pérez afirma que tanto vecinos como el alcalde nocturno, Juan Carlos González, admiran su producto.

El modo de operar el rociador es bastante sencillo, “Entonces, cuando los siento de noche, abro la válvula y todos se mojan nomás. Además los focos halógenos gastan poco e iluminan harto, los encandilan (…) No cachan qué les pasa. ¡Salen corriendo con sus calzones o calzoncillos en mano!”, dijo Óscar.

Más noticias

Más en soyvalparaiso.cl