Regresar a soychile
  • Autos - valparaiso
  • Tarifas Electorales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Entretención
Abrir en nueva ventana

Vecino de Ámbar: “Me llamó la atención porque la niña venía llorando, miraba hacia atrás como que la estuvieran siguiendo, algo le pasaba”

Francisca Álvarez

Maritza García, tía de Ámbar, aseguró que no conoce a este vecino. Además, indicó que ella no conocía motivos para que la joven estuviese llorando camino a la casa de su madre.

Seis días han pasado desde que se perdió rastro de la joven de 16 años, Ámbar Cornejo, en la comuna de Villa Alemana.

Las búsquedas han sido intensas y las pericias permitieron dilucidar muestra de material genético en la casa de la madre de la menor, lugar a la que Ámbar se dirigió para ir a buscar el dinero de la pensión que le envió su padre. No obstante, aún no hay claridad de lo que ocurrió.

Lee también: [VIDEOS] Continúa la búsqueda de Ámbar: más de 40 voluntarias recorren quebradas de Peñablanca

Lee también: Tía de Ámbar: “Su madre no ha hecho absolutamente nada, no la ha buscado”

Un vecino de Ámbar, Cristián Fuenzalida, comentó en CHV que el miércoles 29 de julio vio Ámbar Cornejo en la calla Covadonga: “La niña venía subiendo, venía llorando, venía con un jeans azul con unos cortecitos acá adelante, con algo negro aquí arriba. Me llamó la atención porque la niña venía llorando, miraba hacia atrás como que la estuvieran siguiendo, algo le pasaba a la niña”, aseguró.

Frente a este relato, la tía de Ámbar y denunciante de la desaparición de la joven de 16 años, Maritza García, respondió al mismo medio que “yo a él no lo conozco, nunca lo había visto (…), no sé quién es. Él lo que relata es que, en el fondo, cuando ella (Ámbar) venía saliendo de mi casa ella venía como llorando y como angustiada, y es raro”.

Lee también: "La libertad es un derecho, no un beneficio": los motivos de la Corte para dejar que la pareja de la mamá de Ámbar terminara su condena fuera de la cárcel

Lee también: Covadonga: así es el barrio donde se le perdió el rastro a la joven Ámbar en Villa Alemana

Además, García agregó que “es muy raro, llorando, no sé por qué, no había motivos para que estuviera llorando. Caminando rápido, sí, porque su madre le pidió que se apurara”.

“Ella no salió de la casa llorando. Salió apurada porque su mamá le dijo que ella se iba a trabajar”, recalcó la entrevistada.

La tía de Ámbar Cornejo también precisó que la joven tenía “cero relación” con su madre. “Ella solamente subía una vez al mes cuando tenía que buscar el dinero que le mandaba su padre (…) cada vez que iba, ella volvía triste a la casa. Ella no entraba a la casa. Ella afuera recibía su plata, quizás cruzaban palabras, y eso era”, dijo García.

“Es muy raro que ella haya querido desaparecer, ella decía que estaba muy agradecida de nosotros y de tener una familia”, aseguró Maritza, tía de Ámbar.

Más noticias

Más en soyvalparaiso.cl